Todo Lo Que Debes Saber Sobre La Sueroterapia

Todo Lo Que Debes Saber Sobre La Sueroterapia

La sueroterapia es un tratamiento médico que consiste en la administración de sueros por vía intravenosa, estos contienen una combinación de nutrientes esenciales que brindan múltiples beneficios para nuestro organismo. 

Un estudio realizado por el científico Linus Pauling y el doctor Ewan Cameron en la década de los 70 arrojó que, al suministrar dosis altas de Vitamina C por vía intravenosa a pacientes con cáncer, aumentaría hasta 20 veces la tasa de sobrevivencia de estos pacientes. Por esto, la sueroterapia tiene un alto impacto positivo frente a los tratamientos convencionales. 

La sueroterapia le facilita a nuestro organismo obtener nutrientes esenciales de manera directa. Los sueros pueden contener una combinación de diferentes vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos. Estos nutrientes fortalecen nuestro sistema inmunológico, aumentan los niveles de energía, y promueven una recuperación más rápida después de enfermedades o situaciones de estrés.

Ayuda con el rendimiento deportivo. Cuando realizamos sesiones de ejercicio intenso, el cuerpo pierde líquido, electrolitos y nutrientes importantes. La sueroterapia contribuye a la reposición de estos nutrientes y a una recuperación mucho más rápida después de la actividad física. Además, la hidratación adecuada promovida por la sueroterapia brinda una mejor resistencia, fuerza y concentración durante el entrenamiento.

Estimula el proceso de desintoxicación al proporcionar antioxidantes que combaten los radicales libres y ayudan al cuerpo a eliminar los desechos acumulados brindando así una mayor vitalidad.

Finalmente, es importante destacar que la sueroterapia a pesar de contener alto índice de vitaminas y minerales no sustituye la ingesta de alimentos. Si bien puede ser beneficioso en muchos casos, debe considerarse como un complemento y no como sustituto, se recomienda siempre ir acompañado de una dieta balaceada y actividad física para mantener un bienestar óptimo.

Referencia: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC431183/ 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *